Médicos y científico suplican y ALERTAN a las personas que paren de consumir mucha leche

De pequeño, nuestras madres y abuelas siempre nos recordaban lo importante que era tomar leche. Ellas siempre nos mencionaban que esto nos ayudaría a crecer sanos y fuertes. Además, todos sabemos que el consumo de leche durante la infancia beneficia los huesos y los dientes.

 

De modo que nos ha quedado bien claro lo beneficiosa que es esta bebida para los infantes. Puesto que esta es una costumbre, por decirlo así, que nos han inculcado de pequeño, aun después de grande seguimos haciéndolo.

Médicos y científico suplican y ALERTAN a las personas que paren de consumir mucha leche
CUERPOYMENTEENSALUD.COM

Sin embargo, algo que llama la atención es que ningún otro animal consume leche luego de su periodo de lactancia. Por eso, muchos científicos se han preguntado ¿Qué tan beneficiosa es la leche en los adultos?

Un estudio reciente realizado por universidades con gran renombre han llegado a una conclusión impactante. Según los resultados, el consumo de leche en la adultez está relacionado con problemas como el cáncer, obesidad, alergias, problemas digestivos y osteoporosis.

 

Una encuesta realizada recientemente, demuestra que esta costumbre predomina en países occidentales. En zonas como Asia, pocos adultos siguen consumiendo leche luego del periodo de lactancia. Lo curioso de esto es que, de la misma manera, allí son muy pocos los casos de cáncer de mama o de próstata.

La proteína dañina de la leche

Este tipo de datos es algo que llama mucho la atención de los científicos. De ahí que hayan decidió hacer un estudio buscando una relación entre estas enfermedades y el consumo de leche. Los científicos sospechan que el problema es generado por una de las proteínas de la leche. Específicamente, la proteína IGF-1 es la principal sospechosa de provocar el cáncer.

 

Lo que sucede es que, después de la adolescencia, los niveles de IGF-1 en la sangre deben descender. De no hacerlo, puede que esta proteína comience a causarnos problemas cardíacos y cognitivos. Además, nuestro organismo está produciendo células cancerígenas constantemente. Si una de estas se haya con un exceso de IGF-1, le es más fácil desarrollarse.

Otros problemas con los que se asocia el consumo de leche en la adultez, es con alergias, asma y problemas inmunológicos. Además, la leche es rica en caseína, una sustancia muy espesa para procesarla. En ocasiones, esta no se puede eliminar del sistema o se queda adherida a los vasos linfáticos del intestino. Como resultado, no nos será posible absorber los nutrientes de los alimentos que ingerimos.

Beneficios de dejar de consumirla

Por esta y muchas otras razones, los expertos recomiendan reducir el consumo de lácteos en adultos. Esto les puede traer muchos beneficios que le ayudaran a mantenerse más saludable. Entre esos beneficios, le puede ayudar a bajar de peso y tener mejor digestión. Asimismo, reducirás sus niveles de colesterol y las posibilidades de padecer de cáncer.

 

Algunas leches que son una buena opción para el ser humano son la leche de soya o de almendra. Con ellas podemos sustituir perfectamente la leche de vaca tanto descremada como entera. Si necesitamos calcio, podemos buscar otras fuentes saludables. De esta manera, podemos evitar el consumo de lacteos innecesario.

 

Algunos productos que son ricos en calcio son las legumbres, semillas, nueces, verduras de hojas verdes y cereales. Estos no solo son ricos en calcio, sino que promueven su absorción y proveen otros minerales. De modo que ya sabemos que el consumo de esta sustancia en adultos puede ser dañino. Por eso, tratemos de evitarla a toda costa.

Y tu ¿todavía tomas leche?, ¿Qué crees del descubrimiento que han hecho los científicos en cuanto a la misma?, ¿Qué harás ahora que sabes que esta es dañina? Déjanos conocer tu respuesta por medio de tus comentarios. Recuerda compartir este articulo con todos tus compañeros para que también se enteren.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *