COMO SABER CUAL AGUACATE ES MAS SALUDABLE Y NUTRITIVO Y CUAL NO

Originaria de Centroamérica, el aguacate o palta es un fruto con forma de pera que integra cada vez más recetas en el mundo entero.

El aguacate es muy saludable y es un gran alimento energético por su contenido de grasa. Pero no es malo para la salud, por el contrario, la grasa contenida en esta fruta es monoinsaturada, saludable para el corazón y no aumenta el colesterol. Estudios han demostrado que la buena grasa del aguacate es positiva para reducir el colesterol LDL (“colesterol malo”) y aumentar el HDL (“colesterol bueno”). Su pulpa es increíblemente rica en fibra, antioxidantes y tiene más potasio que los plátanos.

Los aguacates tienen una riqueza nutricional incomparable. Contienen vitamina A, C, D, E, B-6, B12 y K , ácido fólico, retinol y beta-carotenos. Además actúan como acelerador nutritivo, es decir, gracias a ellos facilitamos una óptima absorción de los otros nutrientes con los que acompañemos nuestras comidas.

¿Pero sabemos realmente si hemos elegido bien al momento de comprarlos y comerlos? Mira la siguiente imagen: ¿Cuál aguacate elegirías el tipo Florida o el Hass?

Aunque posiblemente puedas distinguir visualmente solo dos tipos de aguacates, la verdad es que existen 900 variedades diferentes. Por lo general, la mayoría de nosotros conocemos el pequeño “Hass” famoso para preparar “guacamole” y el aguacate verde grande llamando “Florida o Dominicanos“.

Quizás te habrás preguntado cuál es la diferencia. ¿Qué es lo que no sabes sobre ellos?
El aguacate Florida ofrece unos usos geniales, pero es más sensato utilizar el aguacate Hass para la mayoría de los propósitos culinarios. La gran diferencia entre ellos es esta: el aguacate Florida tiene un contenido mucho menor de grasa.

Ahora bien, aunque menos grasa pueda sonar bien, las grasas que encontramos en los aguacates Hass son en realidad muy saludables. Los aceites del aguacate se consideran muy sanos para el corazón y para la piel. Los aguacates Florida poseen el mismo tipo de grasas, pero en cantidades mucho menores.

En términos de cocina, el sabroso aguacate Hass no tiene rival. La riqueza de la fruta convierte al Hass es un producto que es fácil de convertir en puré y que resulta más sabroso. Para el guacamole, las tostadas con aguacate, la salsa de pesto caliente, o como un componente graso y saludable en los productos horneados, el aguacate adecuado será el Hass.

El aguacate tipo Florida puede ser superior en sólo algunos casos, como en su uso en rodajas y en cubos para las ensaladas. Por ejemplo, la carne firme y baja en grasas mantiene la forma al utilizarse troceado en una ensalada. Y si añades aceite de oliva, frutos secos u otras grasas saludables, quizás sea más conveniente reducir las calorías utilizando la variedad Florida en lugar del Hass.

Florida contra Hass: ¿cuál es la diferencia nutricional?

Si te comes un aguacate tipo Florida entero, estarás consumiendo muchas menos calorías de las que ingerirías con un aguacate Hass. Por cada bocado, la variedad Florida tiene unas pocas calorías menos.
Esta sería el desglose nutricional:

Una taza de aguacate Florida tiene 276 calorías y 23 gramos de grasa.
Una taza de aguacate Hass tiene 384 calorías y 35 gramos de grasa.

¿La diferencia no es mucha, verdad? Excepto por el hecho de que terminarías comiéndote una porción mayor del aguacate Florida porque le falta la riqueza y el sabor. Esto podría significar más calorías pero menos grasas saludables.

Sin embargo, el aguacate Florida ofrece algunas posibilidades únicas gracias a su textura firme y baja en grasas. Para obtener esa riqueza nutricional y de textura que todos esperamos de un aguacate, entonces tendremos que elegir el Hass.

 

 

¿Cómo saber cuando un aguacate Hass está maduro?

Por si no lo sabías, los aguacates Hass no se maduran en el árbol. Maduran o se “suavizan” después de que han sido cosechados. Los aguacates Hass tienen características exclusivas que no tienen algunas de las otras variedades de aguacates, ya que pueden cambiar de un color verde oscuro a un tono violáceo profundo casi negro cuando están maduros. Aunque el color de la piel puede ayudar a seleccionarlos visualmente, este no es siempre el mejor indicador de la madurez. Sin embargo, no lo podemos ignorar. La madurez se determina al presiónarlo con sus dedos; el color a veces puede ser engañoso.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *